Almejas al ajillo

Una forma muy sencilla de cocinar las almejas que respeta la intensidad de sabor de este delicioso plato marinero. Para un aperitivo fácil y rico, rico.

Receta de almejas al ajillo

Ingredientes para preparar almejas al ajillo

  • 1/2 Kg. de almejas frescas
  • 5 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • 150 ml. de vino blanco seco
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Sal

¿Cómo preparar almejas al ajillo?

  • El primer paso consiste en limpiar las almejas. Para eso, si son frescas y están vivas, basta con meterlas en agua fría con sal durante unas horas para que vayan expulsando toda la arena que tengan dentro. Pasadas un par de horas, lavaremos las almejas con abundante agua y escurrirlas.
  • Si has comprado almejas congeladas, puedes ahorrarte este paso, pues se supone que vienen ya limpias.
  • Hecho esto, pelamos los dientes de ajo y los picamos muy picaditos. Hacemos lo mismo con un buen manojo de perejil.
  • Ponemos una sartén con buen fondo al fuego y echamos un chorreón generoso de aceite de oliva y sofreímos en él el puñado de ajitos. Cuando comiencen a dorarse, añadimos las almejas, damos un par de vueltas y dejamos 2 ó 3 minutos cocinando a fuego vivo y tapadas.
  • Es el momento de regar las almejas con un chorreón de vino blanco seco y, cuanto mejor sea el vino, más rico será el resultado, no digo más.
  • Dejamos cocer las almejas al ajillo en el vino, apenas un par de minutos para que evapore el alcohol, salpimentamos, rociamos con un puñado de perejil picado y un chorretón de zumo de limón. ¡A la mesa!
  • Foto orientativa: Spanish Recipes
Nota del autor:

Si quieres evitar que el ajo repita, en este vídeo encontrarás la clave.

En este otro se muestra cómo "pelar los ajos fácilmente".